Clientes / Parroquia Sagrada Familia
Ubicación / La Vilavella
Tags /
Ver más imágenes

El proyecto trata de racionalizar y optimizar al máximo los recursos de los que se dispone, cuidando siempre la calidad arquitectónica de los espacios y buscando la claridad funcional en el esquema de distribución.
En cuanto a la parcela, el edificio, ocupará solo una parte de la misma, liberando de esta forma una zona adyacente que puede utilizarse como jardín. En el proyecto es muy importante la relación de los espacios interiores con el exterior. Los patios y las terrazas se mezclan con el programa del centro y pueden ser parte activa en el uso del mismo.
En el proyecto se incluye también la vivienda del párroco. Se ha tratado de desvincularla al máximo del funcionamiento del resto del edificio. La vivienda tiene un acceso independiente desde la calle y está conectada al centro únicamente a través de las piezas de uso más privado como son el despacho del sacerdote y la sacristía de la capilla. Para el despacho de Cáritas también se ha dispuesto un acceso independiente para desvincular su utilización en caso de que fuera necesario.
En fachada el edificio trata de ofrecer una imagen actual pero con referencias a la arquitectura tradicional de la zona. Los huecos, por sus proporciones, respetan siempre la prevalencia del muro con respecto al hueco, el blanco, propio de la arquitectura mediterránea sirve como acabado final de todos los cerramientos exteriores y las cubiertas que vuelcan a la calle se resuelven utilizando teja.